Juguetes infantiles

    Juguetes hechos a mano para los más pequeños

    En MIROOMI sabemos la importancia que tiene el juego libre para el desarrollo infantil por eso ponemos a vuestra disposición una serie de juguetes hechos a mano para estimularlos. Los bebés aprenden experimentando y para ello usan sus 5 sentidos. En esta primera etapa es esencial que el bebé cuente con un entorno seguro en el que explorar y aprender.

    Para impulsar el desarrollo de tu bebé no hay nada como poner a su alcance distintos tipos de juguetes de materiales no tóxicos. Es importante que se los puedan llevar a la boca sin suponer un peligro para ellos. Por supuesto nada de juguetes con piezas pequeñas. Nosotros recomendamos que los bebés y niños más pequeños estén siempre acompañados cuando estén jugando. Así los bebés se sienten seguros y más confiados para experimentar su entorno.

    El aspecto sensorial es muy importante en las primeras etapas de desarrollo. Es interesante para ellos que pongamos a su disposición juguetes u objetos con distintas formas y texturas. Así estimularemos a través del tacto. Observaréis que en cuanto vuestro bebé pueda agarrar los juguetes con sus manitas, casi seguro se los llevará a la boca. En esta etapa aprende más a través del tacto con la boca que con las manos. Por eso es muy interesante que puedan llevarse los juguetes a la boca libremente. Para ello es imprescindible que lo que se lleven a la boca sea libre de tóxicos, como nuestros juguetes.

    Además los bebés y niños más pequeños aprenden muchísimo a través del oído. Veréis como la música les encandila. La música es una herramienta maravillosa para estimular el desarrollo cerebral de nuestros/as hijos/as. Otra buena forma de hacerlo es hablándoles y cantándoles. Así que, aunque te parezcan pequeños, no dudes en narrarles lo que estás haciendo y en contarles historias. Aunque no lo parezca ellos están registrando los sonidos, ven cómo se mueve tu boca al hablar y están aprendiendo.

    Por último, cuando nuestros bebés son ya más grandes y están preparados para la alimentación complementaria, ahí empieza una nueva etapa muy divertida. Empiezan a experimentar con los alimentos sólidos (sobre todo si optáis por introducir los alimentos con el método BLW). Durante el primera año de vida del bebé los alimentos (más allá de la leche materna o de fórmula) son principalmente otra fuente de aprendizaje. Aprenden a través del olfato y del gusto.

    Esperamos que os hayan gustado estos tips con los que ayudaréis a vuestros/as hijos/as a alcanzar su máximo potencial.

    Start typing and press Enter to search

    Shopping Cart

    No hay productos en el carrito.

    ×

    Powered by WhatsApp Chat

    ×